Adulto, Comportamiento, General, Salud, Tú y tu mascota

¿QUÉ PUEDE CAUSAR EL ESTRÉS EN GATOS?

Como ya hemos comentado anteriormente en otros blogs, los gatos son animales muy sensibles y poco tolerantes al cambio, por eso es muy probable que sufran de estrés en algún momento de su vida. No asimilan las situaciones con la misma perspectiva que un humano y cualquier estímulo que para nosotros pueda resultar mínimo, para ellos puede ser alarmante. Es importante que puedan vivir en un ambiente tranquilo para desarrollar su comportamiento natural.

Los gatos no asimilan las situaciones con nuestra misma perspectiva y cualquier estímulo que para nosotros pueda resultar mínimo, para ellos puede ser alarmante.

Para detectar si tu gato está estresado y así poder ayudarle oportunamente, debes estar pendiente de cualquier cambio físico o en su comportamiento. En algunos casos pueden comenzar a defecar en lugares poco comunes fuera del arenero, acicalarse de manera excesiva, contraer sus músculos, ser más agresivos de lo normal o cambiar sus hábitos de alimentación.

¿QUÉ ESTRESA A TU GATO?

Visitar al veterinario: si no has acostumbrado a tu gato a ir al veterinario desde cachorro, esto le causará estrés toda su vida. El estrés comienza cuando tienes que acomodarlo en su transportín y todo el viaje es demasiado incómodo para él, seguido por la manipulación que tenga que hacer el veterinario. Por ello es muy recomendable que desde una edad temprana acostumbres a tu gato a estas visitas.

Una mudanza: ya que para los gatos es difícil acostumbrase a un espacio nuevo, en el momento en que su casa se convierte en territorio conocido cualquier cambio será causa de alarma, desde un simple cambio de muebles hasta una mudanza. Si quieres saber algunos tips de cómo hacer una mudanza con tu gato haz click aquí .

Un nuevo miembro de la familia: para las personas, la llegada de un bebé, una nueva mascota o incluso una visita de amigos son experiencias agradables, pero que personas o animales ajenos al núcleo familiar entren a casa puede causar mucho estrés a tu gato. Si no hemos entrenado bien sus habilidades sociales, suelen aislarse y esconderse para no tener que relacionarse. Con el tiempo puedes asociar nuevos integrantes de la familia con experiencias positivas para así lograr que se acostumbre.

Ruidos fuertes o constantes: Los gatos tienen el sentido del oído mucho más desarrollado que el del humano, por lo que son más sensibles a ruidos fuertes. Nunca le grites ni pongas una campanilla en su collar.

Ahora que conoces qué puede estar causando el estrés a tu gato, sabes lo que debes evitar para que tenga una vida tranquila.  El estrés puede ser algo pasajero, pero si no se le presta atención puede convertirse en estrés crónico y generar problemas de conducta. Es esencial que estés pendiente y así poder tranquilizar a tu mascota y brindarle todo tu apoyo.