Mareo por viaje, Perro

¿tu perro sufre mareos en el coche? Consejos para viajar con tu mascota

Cada vez hay más planes que puedes realizar con tu perro , gracias a que muchos lugares como hoteles o casas rurales que son pet friendly. Lo único complicado en ocasiones es realizar los desplazamientos en coche, ya que tu mascota puede sufrir mareos.

Los perros, como muchas personas, son susceptibles a marearse en el coche

El mareo cuando viajamos en coche, es un fenómeno que afecta también a los humanos. La cinetosis o mareo en movimiento, se produce cuando nuestros ojos perciben el movimiento pero nuestro cuerpo está quieto. Esta discordancia produce una estimulación de nuestro órgano del equilibrio (el oído interno) que se manifiesta a través de náuseas, molestos calores y palidez, entre otros. La consecuencia suele ser el vómito, tan frecuente en niños pequeños y también en mascotas.

Prepara el viaje en coche con tu mascota

Antes de nada, para viajar en coche con tu perro, ten en cuenta que debes seguir la normativa de circulación. Los perros cuentan con un cinturón de seguridad específico, redes y trasportines que evitarán que se haga daño en caso de impacto.

Si el perro está tranquilo es más probable que no sufra mareos

Llevarlos sueltos no es nunca una opción, ya que sin querer pueden entorpecer la labor del conductor y causar un accidente. Abrirles un poco la ventanilla, hablarles o incluso acariciarles, puede ayudarles a acostumbrarse con calma al vehículo.

También es recomendable hacer pequeñas paradas, que además le darán la oportunidad de aliviar sus necesidades y poder seguir con el viaje sin incidencias.

Consejos para evitar el mareo de tu perro en el coche

Si empiezas a notar que tu perro está apático, produce más saliva, bosteza sin parar o llora, probablemente se está mareando y puede terminar poniéndose nervioso y vomitando.

Estos son los pasos que debes seguir para evitar en la medida de lo posible esta molestia:

  • Familiarízalo con el coche: si antes de un viaje más o menos largo tu perro ha subido a menudo a tu coche para desplazamientos cortos, es mucho más probable que esté relajado y no asocie el coche con ningún tipo de malestar.
  • Coloca en su interior mantas y juguetes que le gusten y -muy importante- vigila la temperatura interior del coche . Un coche en el que haga demasiado calor probablemente le haga sentirse enfermo.
  • No inicies el viaje sin que tu perro haya podido hacer sus necesidades antes. Un paseo previo le ahorrará estrés y por tanto posibilidades de marearse.
  • Asegúrate de que tu perro no esté recién alimentado cuando suba al coche. Un estómago vacío (también de agua) es más fácil que no se vea afectado durante el viaje. Calcula unas dos horas antes del viaje para que tampoco tenga mucha hambre y, durante el trayecto, prueba a darle pequeños premios y algún juguete que morder.
  • Dale pequeños respiros: detenerse de vez en cuando será una gran idea, pero intenta que no aproveche esos momentos para darse un atracón o beber mucha cantidad de agua, puesto que será contraproducente para el mareo.
  • Crea un buen ambiente en el interior del vehículo: mantener la calma contribuirá a que tu perro se sienta más tranquilo y, si además conoces algún sonido que le relaje, no dudes en usarlo. Los aires acondicionados déjalos tan solo para cuando sea indispensable, ya que la brisa que entra por las ventanillas les ayudará a encontrarse bien.
  • Conduce con suavidad: los frenazos, acelerones y curvas pronunciadas tienen mucho que ver con el mareo en vehículos.
  • Intenta que vaya sentado mirando hacia delante: este truco funciona con humanos y también con perros. Si además creamos un ambiente de calma que le invite a estarse quieto, mejor.
  • Consulta con tu veterinario: algunos niños y adultos se marean a pesar de todos los esfuerzos puestos en tener un buen viaje, y lo mismo puede pasarle a tu perro.

Mira este breve vídeo para detectar los síntomas del mareo en tu perro e intentar evitarlos.

Esperamos que con estos consejos vuestro próximo viaje acompañados de vuestra mascota sea un auténtico placer, ¡feliz viaje en familia!