Adulto, Conseperros, higiene, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

QUÉ ES LA TOS DE LAS PERRERAS Y CÓMO PREVENIRLA

Otoño es una época de cambios. Caen las hojas, cambia el horario y, principalmente, cambian las temperaturas. Con la llegada del frío llegan los virus y tu mascota es más vulnerable a contagiarse. Los encuentros en parques y residencias caninas son el principal foco donde tu perro puede ser afectado por un virus de gripe que, al igual que en los humanos, es altamente contagioso. Esta gripe es popularmente conocida como la tos de las perreras, ya que es allí donde hay mayor índice de propagación. En este artículo te enseñaremos cómo debes prevenir esta enfermedad y qué debes hacer en caso de que tu peludo se vea afectado.

CAUSAS

La transmisión de esta enfermedad se produce cuando hay un contacto directo con un perro contagiado a través de microgotas expulsadas por el aliento, la tos o las secreciones en objetos.

Esta afección se produce por la presencia del virus de la parainfluencia y una bacteria llamada Bordetella bronchiseptica. La transmisión de esta enfermedad se produce cuando hay un contacto directo con un perro contagiado a través de microgotas expulsadas por el aliento, la tos o las secreciones presentes en objetos que hayan tocado, como por ejemplo, el agua de la que han bebido.

SÍNTOMAS

El síntoma más habitual de un perro contagiado por la gripe canina es una tos seca y ronca que puede provocar arcadas, estornudos y vómitos de saliva. También puede presentarse secreción nasal, fiebre, falta de apetito, pérdida de peso o dificultad para respirar. Estos síntomas se pueden prolongar durante días.

TRATAMIENTO

En caso de detectar cualquiera de los síntomas anteriormente mencionado debes acudir al veterinario de inmediato. Aunque es una enfermedad que comúnmente no representa mayor gravedad, sus síntomas deben ser tratados a tiempo para evitar que la irritación que esta gripe produce en las vías respiratorias derive en una bronquitis o neumonía.

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos y medicamentos antiinflamatorios junto a un refuerzo en el estilo de vida para fortalecer el sistema inmunológico de tu mascota basado en una dieta equilibrada llena de nutrientes y una hidratación constante.

Es muy importante que un perro contagiado no interactúe con otras mascotas durante al menos 15 días mientras este se recupera de la infección, para evitar contagios.

PREVENCIÓN

La forma más eficaz de evitar la propagación del virus es seguir el protocolo de vacunación que incluye una vacuna específica para la gripe canina que inmuniza al perro frente a la enfermedad. Otros cuidados consisten en mantener unas buenas condiciones de higiene en el hogar y en que tu perro no sufra de cambios bruscos de temperatura.

El mejor método para proteger a nuestras mascotas es la prevención, por lo que debes hablar con tu veterinario acerca del estilo de vida de tu perro. De esta manera, él te aconsejará sobre los cuidados para proteger a tu mascota frente a las principales enfermedades que le puedan afectar y así asegurar tanto la salud de tu peludo como la de tu familia.

Fuente: Animal’s Health