Adulto, Comportamiento, Conseperros, General, Perro, Puppy, Salud, Tú y tu mascota

EL CONFINAMIENTO Y EL SÍNDROME DE ‘CABIN FEVER’ EN PERROS

Seguimos en aislamiento debido al virus Covid-19. Como ya sabemos, está restringida la socialización con otras personas y otros perros en los momentos del paseo. Siendo esta una parte importante para el bienestar de los caninos, debemos actuar estratégicamente para que esta situación no deje daños a largo plazo. Por eso, hoy queremos hablar del síndrome de ‘cabin fever’..

Este término es utilizado para referirse a la irritabilidad claustrofóbica o inquietud experimentada al estar aislados en un lugar por un tiempo prolongado.

Según informa Animal’s health , este término es utilizado para referirse a la irritabilidad claustrofóbica o inquietud experimentada al estar aislados en un lugar por un tiempo prolongado. Debido al confinamiento, este síndrome lo pueden padecer algunos perros. Quedarse en casa y no poder socializar afecta especialmente a los cachorros, pues al no exponerlos a estímulos de la vida cotidiana existe el riesgo de que generen un miedo a personas desconocidas o a otros de su misma especie.

Es esencial mantener una rutina en casa para no sabotear la vida que llevábamos antes. Muchas personas están trabajando desde casa y esto alegra a nuestras mascotas, pero también les da la oportunidad de querer interactuar más con su dueño y demandar más atención. Para evitar la ansiedad del síndrome de ‘cabin fever’ es recomendable darle una estructura al día y crear señales para que tu perro sepa cuándo es tiempo de jugar y cuándo es tiempo de no hacer nada. Tu perro debe lograr una independencia y poder entretenerse solo con algún artículo para morder. Puedes ver más consejos para aplicar a tu rutina en nuestro blog  “Consejos para afrontar el estado de alarma con tu mascota” .

En el caso de los cachorros, debemos invertir tiempo extra en su entrenamiento. Al ser imposible acostumbrarlos a la vida exterior y a la interacción con personas ajenas a casa, podemos recurrir a diferentes recursos como los juegos de olfato para que este entrene su habilidad de rastreo o reproducir en casa sonidos que normalmente escucharíamos en un parque o en el momento del paseo: sonidos de coches, de perros, truenos, bebés llorando, aspiradoras, entre otros.

También es importante tomar medidas para evitar una posible ansiedad por separación en el momento en que se eliminen las restricciones de salida. Durante el confinamiento debes entrenar a tu perro, especialmente si es cachorro, mediante cortos momentos en los que el permanezca solo en una habitación sin la posibilidad de sentirte. Esto es muy importante para evitar problemas posteriores.

Por último, si notas signos de depresión o falta de apetito en tu perro, no olvides que los veterinarios siguen trabajando por la salud de nuestras mascotas. Consulta a tu veterinario vía telefónica y si es necesario se podrá agendar una cita. Observar la conducta de tu perro se vuelve ahora mucho más importante, pues de esta manera él tendrá la certeza de que tiene una persona que le ama.